MI SOBRINO, MI AHIJADO, MI REY

... , , , , ...

lunes, 13 de octubre de 2008

POR MIEDO A LA HOMOFOBIA, SE ESCONCE, SE EVADE, SE VA...



No todo el mundo puede vivir con naturalidad lo que siente pero a veces lo triste se convierte en agradable algunas ancianas lésbiana solo tienen recuerdos y guardan en ellos la importencia de no haber podido sentirse libre...

HISTORIA DE AMOR DE UNA ANCIANA

Soñaba despierta con poder acariciarte cada mañana, besarte cada mediodía, sonreírte cada tarde y acurrarme a tu lado cada noche. Soñaba con palacios de hermoso cristal, donde lo que más deslumbraba era tu sonrisa, donde lo importante era simplemente ser feliz. Soñaba con escalar el Everest solo para regalarte un copo de nieve y sigo soñando... Tengo la suerte de poder soñar a tu lado todos los días y además de poder compartir contigo esos sueños.

Tengo un secreto: cuando juego a esconderme entre tus piernas en el medio de sábanas de raso, cuando el dulce sabor de tus labios es disfrutado por mi golosa boca, cuando la temida humedad se convierte en placer adulto, me convierto en una heroína. Soy capaz de trepar al edificio más alto de la ciudad sin apenas esfuerzo o de derribar un muro de acero solamente con desearlo.

Utilizo esos fantásticos poderes que emanan de tu cuerpo para protegerme de la crueldad que acecha cada día a los diferentes, a los débiles, a los raros, a los que por su libertad molestan. Te protejo cuando duermes de los malos pensamientos que a veces molestan tus sueños siempre hermosos, o eso creo. Tu me cuidas y me conviertes en heroína por la simpleza de amarme, de acompañarme a cada segundo con tus sentimientos, me regalas la fuerza cada vez que me tiendes la mano. Te amo.

Cuando tengo miedo busco tu pecho siempre dispuesto a abrazarme y si estás despistada me cuelo por los bolsillos de tu pantalón para explorar con mis dedos tus curvas de venus, mis labios buscan tu cuello sedientos de tu fragancia de mujer, no lo puedo evitar, soy una adicta a los latidos de tu corazón por ello no puedo resistir a escuchar como se acelera lentamente mientras pícaramente sigo jugando con mis manos en tus caderas.

Amo cada poro de tu piel, amo cada paso que das, amo nuestro futuro, amo ser capaz de ser una heroína de cómic a tu lado, amo escribir cuentos para ti, amo ser mujer y estoy orgullosa de ser lesbiana porque así soy capaz de sentir eso y más. Ojala fuese capaz de describir con palabras todo lo que me colmas solo con tocarme, pero como no lo soy, me convierto en una mujer con súper poderes capaz de superar casi cualquier problema.

Este es mi secreto no se lo cuentes a nadie, los héroes aunque sean solo héroes de amor también tienen enemigos, en mi caso mi gran enemiga es la temida homofobia, así que desde este pequeño rincón os ánimo a todas a convertiros en heroínas todas las mañanas. Ser una súper héroe puede llegar a ser realmente gratificante.

5 murmullos:

Glenn K. dijo...

Héroes o no... lo importante es no quedarnos cruzados con lo que pasa a nuestro alrededor, y menos cuando esto puede repercutir en nuestra felicidad...

Gracias por pasar por mi blog... nos leemos!

bichitas dijo...

guapa tu tienes que ser la primera heroína y convertirte en la princesa de tus sueños, tú puedes conseguirlo y miedo a que ??? al que dirán ??? pues niña deja que hablen porque como dice el refrán que hablen de mi aunque sea mal.

mira te doy un consejo y que es mi frase y mi apoyo que me dió un verano mi amiga bichita ...
que el miedo o vergüenza no existe porque no lo puedes ver, no lo puedes tocar, así que no existe, todo está en tu mente.

por eso tienes que liberarte y ser feliz.

un besito
mari

LUCERO dijo...

glenn, estoy totalmente deacuerdo contigo, soy de las q luchan por los sueños, me considero una mujer muy luchadora.
nos leemos.


bichitas, mari, muchisimas gracias por tu consejo, sabes cual es mi frase? q el miedo paraliza,no te deja ser tu misma, ni ver lo q tienes delante, yo esos miedos hace tiempo q los pase, pero desgraciadamente hay muchas personas q todavia no, mujeres q en otra epoca tuvieron q esconder sus sentiemientos y su personalidad, y la verdad es una pena.
besos

Any dijo...

Gracias por tus visitas y por tus intentos de dejar un comentario. Al final lo has conseguido.

Gracias también por los ánimos.

Simplemente vivo. Simplemente hago lo que puedo. Y no huyo de nada salvo inconscientemente... Sólo tengo miedo de no vivir lo suficiente. Pero a veces me asusto también de lo que pueda llegar a vivir.

Es tarde, y ha sido un día duro. Ya ni sé lo que me digo.

Simplemente gracias. Y vuelve siempre que quieras/puedas, yo lo haré.

Precioso texto. Y tan cierto...

Ligia dijo...

Hay muchas mujeres que vivieron épocas difíciles donde no se podía dar a conocer sus secretos y lo pasaron realmente mal, y por eso no podemos tacharlas de cobardes. Ahora, en la época en que estamos, sí que me parece mal esconder los sentimientos. Abrazos

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.