MI SOBRINO, MI AHIJADO, MI REY

... , , , , ...

sábado, 5 de mayo de 2007

Voy a contar un cuento
Las protagonistas son una babosa, una flor y una mariposa.

Había una vez una flor q fue creciendo junto a una babosa, sus vidas iban en paralelo, pero eran amigas, las dos fueron creciendo y se volvieron adultas, cada una inicio su vida y la amistad se enfrió.
Pasaron los años y la flor se fue marchitando, los años fueron haciendo q sus pétalos se fueran cayendo, el color de su encanto se fuera apagando, el brillo de su belleza se fuera fundiendo y el aroma de su vida se fuera muriendo.
En esos días estaba cerca la babosa, q aprovechando la debilidad de la flor, fue subiendo día a día por sus tallos hasta q se coloco en lo alto de su aureola, fue chupando toda la sabia q a la pobre le quedaba, alimentándose de la poca energía q aun almacenaba, buscando solo su conveniencia, su propio interés..
La flor se sentía sola, su vida y su rumbo se habían desviado y se sentía perdida, veía en la babosa una compañía q anhelaba, una amistad q deseaba y un amor q necesitaba.
Ciega por el daño q en su interior habitaba no se daba cuenta de lo q la babosa buscaba, y sin darse cuenta se dejo engatusar por la babosa, que creyéndose la mejor y la mas inteligente la fue llevando a su vida, al mundo q tenia, y haciéndola q se perdiera aun mas de lo q estaba.
Un día sin esperar cerca de ellas, creció un girasol, la babosa se encandiló, vio q el girasol daba pipas, q podría sacar mas de el y fue dejando a la flor, para instalarse en el girasol, con lo q la flor volvió a quedarse completamente sola, cogió fuerzas de donde ya no tenia y fue tirando hacia delante.
De repente un día sin esperar, paseaba por alli una mariposa, jugaba con sus hojas marchitas, y le daba la luz, la energía y la vida q la flor no tenia. Ella toda insegura y desconfiada se dejaba, y poco a poco se fue instalando en su aureola.
La babosa se canso del girasol, y fue a buscar de nuevo a la flor, fue trepando de nuevo por el tallo, pero cuando queria llegar a la aureola la flor la decia q estaba ocupada por una linda mariposa, q podia estar en el tallo, pero q en lo mas alto de su ser estaba lo q le habia devuelto la vida, la sabia y la energía.
Hoy aun sigue la babosa qeriendo subir a la aureola, queriendo dañar a la mariposa, qeriendo buscar su interés, y aunque la flor no deja q se le arrime a veces puedo ver como la mariposa encoge sus alas, se queda quietecita y observa como la flor defiende el amor entre ellas, como saca las garras y como la babosa día a día baja hasta la raíz, dejando la aureola, el tallo ... dejando ver lo q es, lo que quiere y lo q que le interesa...

8 murmullos:

De tu a tu dijo...

Realmente una delicia. Me llega mucho todo el mensaje, quizas por el momento que estoy viviendo. Eres una genia... Un beso enormeeee

Anónimo dijo...

hoy voy a contarte yo un cuento a tí. no es mio, me lo han contado hace poco. te lo cuento con permiso de quien me lo ha dicho, espero que no le moleste el hecho de relatartelo, puesto que los cuentos tienen metaforas y se pueden sacar muchas cosas de ellos,por tanto, tienen parte de universal. así que ahí va...

Un niño iba con su padre alrededor de un circo que iba a actuar por la tarde y observaba los animales que se encontraban ejaulados, tigres, leones, panteras, monos, serpientes, etc. Llamo su atención un elefante enorme que tenia al cuello una gran cadena de hierro que se amarraba a un hierro que se sujetaba clavado un poco al suelo. El niño lo miraba y se paró enfrente calibrando la fuerza del gran animal y la poca sujeccion que lo renenia. No comprendia porque aquel animal enorme se sentia retenido por aquella gran cadena cuando solo debia dar un pequeño empujón y arrancaria aquella pequeña estaca sujeta al suelo.

El niño pregunto con curiosidad a su padre, qué es lo que lo mantenía atento al animal. Su padre miró al niño y le dijo: A veces somos grandes animales que nos creemos atados solo por un pensamiento que nos es tan grande que nos ata a una pequeña estaca. Hubo un día en que siendo pequeño ese gran animal, lo ataron con su cadena a una gran estaca y el animal lucho con todas sus fuerzas para liberarse de aquello que lo sujetaba. Lucho una y otra vez, con todas sus fuerzas tirando con su gran trompa pero era tan pequeño que no conseguia librarse. Lo intentaba de nuevo un dia tras otro hasta que al crecer creyò firmemente que jamás conseguiria librarse de su cadena y dejo de luchar contra ella. El animal crecío y se hizo enorme pero su recuerdo era tan arraigado en su mente que solo recordaba que nunca podria librarse de aquella cadena por lo tanto, su amo dejó de sujetarlo a un gran palo y solo debia fijar una pequeña estaca, porque aquel animal ya nunca mas lucharia contra lo que él creia inamovible. Así se explicaba que nunca mas intentase empujar a aquel palito que solo indicaba su punto de sujeccion y no su resistencia.

El elefante era enormemente fuerte pero ya no tenia confianza en su fuerza.

moraleja:
hay que ser valientes en esta vida hasta para plantearse el cambio en lo que creemos firmemente, puesto que solo avanzando, llegamos.
quizás pensemos que hay que andar de una manera, y no encontramos el camino, alomejor lo que hay que cambiar es la forma de andar para que se abran otros caminos.

y eso no es traicionarse a una misma, es ser libre, hasta de una misma.

un beso, estoy agotando mis ultimos momentos del santo. ya lo he dicho antes, pero es que hoy me apetece decirlo, caramba, que para eso es una vez al año.
jajaja, y si alguien se apunta para una invitacion, lo siento, de aqui a un ratito muy chico, ya no lo es. así que el año que viene invito a piononos que están de muerte.
muac.
africa.

BEA 10 dijo...

hola de tu a tu como siempre tus animos llegan a mi como agua de mayo, gracias por seguir entrando en la q ya es tu casa.
te debo una visita a la tuya...
muchos besos y cuidate mucho

BEA 10 dijo...

hola africa.
interesante cuento me has contado, lleno de metaforas, pero q en muchas ocasiones se asemeja a situaciones q vivimos sin darnos cuenta, mi lucha diaria es superarme a mi misma, realizar mis metas y alcanzar mis objetivos, lo demas lo trae sin esforzarlo el tiempo

besines africa.
bea.

marisa y dory dijo...

África, me encantó el cuento. Creo que todos nos hemos sentido elefantes en la vida. Yo llevo, sin embargo, un periodo en el que me siento serpiente... escurridiza, resbalosa y siguiendo su camino para conseguir sus metas... eso sí, la lengüita no la tengo tan fina, larga y venenosa como este bichejo. Bueno, vibrar y moverse sí que lo hace, eso sí, jajaja!!!

Bea, me alegro de que vayas hacia adelante y espero que cada día tengas más claro y fácil la dirección a seguir.

Bechitos a las dos!!!

Marisa.

Milagros Sánchez dijo...

El cuento es tan tierno y dulce como supongo es tu corazón.

Defiende siempre lo que amas o lo que piensas aunque a los demás no les guste o no les interese. Sé tú misma y que no te influya la opinión de los demás.


Besitosss

Anónimo dijo...

ku kuuuuuuuuuuuuuuuuuu
uuuu
uuuuuuuuuuu
y
uuuuuuuuuuu

BEA 10 dijo...

hola de nuevo milagros, agradezco tus palabras y el consejo
me gusta defender lo q qiero, luchar por lo q necesito.
besos

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.